Linux es el sistema operativo elegido mayormente por su confiabilidad, robustez y seguridad. De hecho la mayor parte de los servidores de internet y clusters de supercomputadoras ejecutan este sistema operativo o alguna variación del mismo.

En este 2020 la actividad espacial tuvo un punto de inflexión, al ser Space X la primera empresa privada en llevar astronautas a la órbita de la tierra con un desarrollo tecnológico 100% privado, con participación económica de la NASA. Ese logro técnico es destacable por muchos aspectos, pero también por el software que gobierna las naves y los cohetes de SpaceX. Ahora sabemos que por ejemplo el cohete Falcon 9 está gobernado por sistema de control basado en  Linux, cuenta con microcontroladores PowerPC e implementa un sistema de triple redundancia de manera de llevar la confiabilidad al extremo necesario para poder llevar vidas humanas en los lanzamientos.

¿En que consiste la triple redundancia?  Básicamente cada orden digital es enviada a tres procesadores diferentes, y si los tres coinciden en el resultado arrojado se continúa con el flujo normal de operación. En caso de que uno de los procesadores falle, se toma como bueno el resultado que indican los otros dos. El grado de confiabilidad del conjunto microprocesador / sistema operativo es tal que estas naves espaciales pueden continuar operando normalmente si uno de los tres procesadores sufre algún tipo de fallo catastrófico.

Las plataformas y lenguajes de programación elegidas por los ingenieros de Space X varían según el equipo al que están destinadas, pero entre ellas destacan C#, C++ (todo el software del cohete y la nave están desarrollados con este lenguaje), Python o JavaScript. Mientas que tanto la cápsula Dragon como la Falcon 9, usan  Linux en sus sistemas de control de propulsión y navegación.

Evolución de los tableros de control.

Otra de las innovaciones interesantes de Space X es el que se refiere a esos nuevos controles para la nave espacial tripulada Crew Dragon, que se alejan totalmente de los paneles de mandos de las misiones espaciales de hace años y presentan toda la información y los parámetros en una pantalla táctil triple. Según se sabe, los ingenieros en sistemas de la empresa optaron por utilizar el lenguaje de programación Java Script (el mismo utilizado por la mayoría de los sitios web modernos) y el proyecto de código abierto Chromium, a la hora de mostrar la información importante para los astronautas y permitir la interacción táctil entre los humanos abordo y la nave espacial.

WhatsApp chat
Share via
Copy link
Powered by Social Snap